NOBE ha firmado un acuerdo de colaboración con la Asociación de Empresarios del Taller de Reparación de Vehículos de A Coruña (Atreve)  para la puesta en marcha de un grupo de compras que permitirá a los socios de la entidad abaratar su factura eléctrica. Atreve cuenta con el apoyo de GAE -Galicia Asturias Energética- en esta alianza, que cobrará mayor interés cuanto mayor sea el número de empresarios que se sumen a la iniciativa. El convenio ha sido formalizado por el presidente de la asociación, José Manuel Vilaboy, y el director de NOBE, Sergio Rello.

Atreve-NOBE2-e1461320342518

 


Ventajas

La central de compras de energía puesta en marcha garantiza que los socios de Atreve puedan acceder a mejores precios en varios conceptos:

  • Se revisará si el taller tiene contratada la potencia que realmente necesita, para evitar despilfarros injustificados. Este apartado de la factura, el de la potencia, se cobrará siguiendo los precios establecidos en el BOE y evitando el margen que en muchos casos las grandes eléctricas aplican.
  • NOBE no suma ningún beneficio a este importe, por lo que este primer paso ya supone un ahorro, y además en el segundo concepto importante de la factura, el coste de la energía, sólo se cobrará el precio del mercado mayorista y otros conceptos regulados por BOE, a lo que se incluirá un pequeño margen de la gestión de compra.

Por lo tanto, el único coste que añade NOBE a los precios regulados y de los mercados mayoristas se ciñe a los gastos de gestión de compra. Y para este concepto, la unión de un mayor número de consumidores, talleres de reparación de vehículos en este caso, hará que el ahorro pueda llegar hasta el 50%.


 Ahorro

En definitiva, la rebaja que consiguen los talleres sumándose al grupo de compras de energía puede llegar hasta el 15% respecto a la factura habitual.
Así, se crea un gabinete técnico independiente, del que se ocupa Galicia Asturias Energética (GAE), que se ocupará de velar para que el acuerdo se cumpla en todos sus términos. NOBE dotará además un depósito de garantía con una cantidad que aumentará a medida que lo haga el volumen de kilovatios que gestiona para el grupo de compras, que servirá para cubrir cualquier imprevisto de pago por parte de los asociados.

El convenio establece garantías, pero ningún compromiso de permanencia por parte de los consumidores. Si el socio no está satisfecho con los ahorros obtenidos, GAE se encargará de tramitar el cambio a la compañía eléctrica que elija.

En este caso, como en otras iniciativas que desarrolla la entidad empresarial, la unión constituye una clara ventaja para conseguir negocios más rentables y eficientes.